La ruta no es solo peligrosa en invierno – Los riesgos de conducir en verano

Todos hablan de los peligros de la conducción en invierno, pero el verano no se queda atrás. Salir a la ruta en los meses de calor viene con ciertas peculiaridades que merecen su atención y de ninguna manera deben ser subestimadas.

De hecho, la Administración Nacional de Tráfico y Seguridad Vial reporta que la mayoría de los accidentes ocurre en Julio y Agosto, pleno verano.

¿Qué peligros son característicos de conducir en el verano?

El período estival viene con estas particularidades (enlace en inglés):

  • Gomas reventadas: El aire en las gomas se expande con altas temperaturas haciendo que incluso neumáticos fuertes puedan reventar. En el invierno ocurre lo opuesto, las bajas temperaturas tienden a desinflar en lugar de inflar.
  • Baches: Después del invierno, las rutas suelen quedar con baches que dificultan el manejo.
  • Construcción: Después de la época de invierno, llega la de construcción. Para tapar el peligro que representan los baches, hay que pasar por otro peligro: las construcciones. Y esto implica cortes de rutas, retrasos, rutas más angostas, atascos y desvíos. De hecho, según la Administración Federal de Autopistas se da una muerte a la semana en zonas de construcción de vías.
  • Lluvias: Causantes del hidro planeo, disminución de visibilidad y pérdida de control de vehículos, un 73% de los choques por causa de condiciones climáticas ocurren en superficies mojadas y 46% durante lluvias.
  • Animales: Aquellos que estaban refugiados o hibernando durante el invierno están activos durante el verano. Tenga especial cuidado durante el amanecer y el atardecer y utilice las luces altas al manejar de noche.
  • Ciclistas, motociclistas y peatones: Con el buen tiempo, se ven más motos y bicicletas en la calle. Y todos conocemos la exposición que estos conductores tienen y lo dificultoso que puede ser visibilizarles. Lo mismo aplica para los peatones.
  • La situación particular de Dakota del Sur: Con tan solo mirar un mapa se puede advertir que en el estado de Dakota del Sur existe mucho territorio con baja densidad poblacional. Esto remarca la necesidad de checar que todo esté como corresponde antes de salir a la ruta ya que puede ser complicado conseguir servicios o ayuda en ciertas áreas del estado.

Algunos consejos preventivos

  • Ponga atención a la velocidad máxima en zonas de construcción. El límite legal no necesariamente es el más seguro. Si la zona en construcción está confusa o en mal estado y la situación lo amerita, baje la velocidad por debajo de este.
  • Cambie el aceite con cada estación.
  • Chequee la presión de los neumáticos, que el motor no esté sobrecalentado, la correa y el líquido refrigerante con frecuencia.
  • Si su motor se sobrecalentó, detenga el vehículo y espere media hora antes de volver a arrancar.
  • Inspeccione los frenos, limpiaparabrisas y luces.
  • Lleve un neumático extra y un kit de emergencia (enlace en inglés) con usted. Este debería incluir: cable de puente, linterna, guantes, toallas, frazadas, destornilladores y llaves, conos de emergencia, teléfono celular, cargador, agua y botiquín de primeros auxilios entre otros.

Estas son todas cosas que seguramente usted ya sabe, pero siendo sincero ¿qué tan a menudo se toma un momento para probar las luces o corroborar el estado de las gomas antes de subirse al coche?

No baje la guardia por más que afuera de su carro la temperatura no sea bajo cero. Las condiciones climáticas no serán tan extremas, pero el verano es la época con mayor número de choques. Después de todo, los accidentes no distinguen una estación del año de la otra.

Archives